jueves, 19 de enero de 2012

Pie salado de carne y Guiness

Feliz Año!!!!
Por fin consigo centrarme un poco después de un mes de mudanza incluída. Los que hayan hecho una saben el infierno que significa. Aún debo hacerme a la nueva cocina, la nueva casa, la nueva luz... y a que, de momento, no tengo internet.
Esa es mi excusa (buena, eh?) para argumentar la falta de movimiento bloguero por mi parte y que llegue un pelín tarde (solo una horica y media) de la fecha de publicación del reto Whole Kitchen de enero.


Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: Pie Británico

La verdad es que es un ideón esto del pie. Lo puedes rellenar de lo que te venga en gana (dulce, salado o mediopensionista). Es fácil y da buenos resultados. Eso sí, a la hora de meterle el tenedor, se desmorona un poco... pero como estamos en familia, es lo de menos ¿verdad?.
Vamos con la receta. Tengo que decir que, en mi caso, los tiempos han sido más cortos que en la receta original. Así que mi conclusión es que cada horno es un mundo y cada pie también. Este es el mío. ¿Gustas?



Ingredientes:
250 grs de carne picada mixta (vacuno y cerdo)
2 zanahorias
1/2 cebolla
romero y tomillo
1/2 lata de cerveza Guiness
1 vasito de caldo de carne
1 cucharadita de mostaza
2 cucharaditas de salsa pesto
unas tiras de pimiento asado
mantequilla (tamaño de una nuez)
sal
pimienta
ajo rallado
queso rallado
2 planchas de hojaldre
1 huevo batido para pincelar

Empezamos pochando la cebolla en el aceite. Intentemos que no se queme. Llegados a ese punto, echamos el ajito, le damos un meneo y le incorporamos la zanahoria y el pimiento asado. Es el momento de añadir la carne.
El fuego está fuerte... me gusta así. Que la carne se asuste un poco y tome color. Cuando esto ocurra, añadimos el romero y el tomillo, la sal y la pimienta y la mantequilla. También el pesto y la mostaza. Le damos vueltas y cuando la mantequilla esté derretida es el momento de echar la media lata de Guiness. La otra mitad nos la bebemos. Este último es un paso básico en la receta ;)
El fuego está fuerte y hará que el alcohol se evapore (el aroma y sabor que aporta la Guiness es estupendo: pelin amargo). Es el momento de añadir el caldito de carne. Dejamos que haga chop chop hasta que el líquido desaparezca, apagamos el fuego y aún caliente le añadimos el queso rallado. Removemos y reservamos.
El horno debe estar precalentado a 180º. En un molde colocamos la primera placa de hojaldre. La pegamos bien a los bordes, y en los de arriba, los que van a ir sellados con la placa superior de hojaldre, los barnizamos con el huevo batido. Así sellará mejor.
Vertemos sobre el hojaldre nuestro relleno de carne, tapamos con la otra plancha de hojaldre sobre la que habremos hecho unos cortes (para que ventile y se haga mejor)y volvemos a pincelar con huevo.
Lo metemos al horno, en mi caso 40 minutos, y listo.
Ya tenemos nuestro pie salado!

5 comentarios:

  1. Se ve exquisito, una combinación súper british!!

    ResponderEliminar
  2. Un plato muy rico :) Ñam Ñam Se ve estupendo

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la costra que le has hecho, y el relleno de lujo!

    Mil besos :D

    ResponderEliminar
  4. Hola como te va? Te he dejado un premio colgado en mi blog, date una vuelta cuando quieras.
    Un beso.

    ResponderEliminar